miércoles, 15 de octubre de 2008

La Sesión de Nieve

LA SESIÓN DE "NIEVE"


LA INVITACIÓN: pincha en los siguientes enlaces - 1, 2 y 3

EL RECORDATORIO


1- Leyla.


ISTANBUL SENFONISI Para empezar la sesión de hoy proponemos este precioso tema turco del álbum ASK ( que significa “amor” en ese idioma), de este grupo musical moderno que incorpora instrumentos tradicionales turcos. Mientras, nos documentamos un poquito en la música del país. Folclore turco Música tradicional La variopinta música folclórica turca, procedente de las estepas asiáticas—origen geográfico del pueblo turco—, contrasta con la refinada música turca clásica de la Corte del Imperio Otomano o con la música militar de su ejército pero las tres poseen características que las unen, aunque eso sea la base de otro artículo que habría de ser elaborado en más profundidad. En cuanto a las tradiciones musicales se refiere, la música popular turca es variada y de una riqueza cultural notable, quizás debido a la dispersión geográfica—y por ende una asombrosa asimilación cultural— de este pueblo en el curso de la historia. Hasta hace poco, la música folclórica no fue registrada, y de este modo las tradiciones han sido conservadas a lo largo de la historia por los Aşıklar (trovadores), que de pueblo en pueblo mantenían viva la memoria musical de este pueblo. Alejada del registro musical de la música tradicional turca se encuentra la música otomana militar, interpretada en las campañas del ejército otomana allá donde combatió y que hoy en día puede ser escuchada gracias al Mehter takımı (Banda Jenízara) en ciudades de Turquía como Estambul. Ésta tiene su origen asimismo en Asia Central, y se utilizan para su interpretación timbales, clarinetes, címbalos y platillos así como campanas. El sonido inolvidable que domina la música mística de los Derviches Giróvagos o Mevleviler es la flauta de caña o ney, y puede ser oído en Konya durante el Festival en honor al famoso místico sufí Mevlana (S.XIII) en diciembre. El Islam fue el crisol de un arte musical que se plasmó como fruto de una permanente interacción entre árabes, persas, turcos e hindúes. Este abarca una extensa área de Asia Occidental y el norte de Africa cuya cultura musical está dominada por los pueblos islámicos arabófonos, persófonos y turcófonos y está integrada por un sistema único aunque heterogéneo en el que están incluidas la música litúrgica, clásica, folklórica y moderna. Los pueblos de Afganistán, Pakistán, el Asia Central ex-soviética y el Cáucaso comparten elementos de este sistema de modo periférico. La tradición musical del Islam se remonta a sus orígenes abrahámicos y mosaicos.

La primera práctica musical del Islam fue y es en la mezquita. Esta consiste en la llamada a la oración a cargo del muecín, al que puede juzgarse por el impacto emocional de voz y su fraseología musical. La segunda música fundamental del Islam en la mezquita es la lectura o salmodia del Sagrado Corán, labor encomendada a un solista, el almocrí (del árabe muqri’) que emplea una profusa ornamentación. Esta desarrolló la ‘ilm al-qira’a, «ciencia de la recitación».

Al llegar la época de las traducciones grecolatinas, la tradición musical griega pasó a formar parte de la civilización islámica. Lo que se imitó de la música helénica no se superpuso a los parámetros
propios, sino que sirvió para enriquecerlos. En esa época entró en el árabe la palabra griega musiqí como musiqa. Los árabes preislámicos tenían un término genérico denominado guiná para canción y música indistintamente.

En los primeros tiempos del Islam la música se consideraba como una rama de la filosofía y de las matemáticas. En este campo los creadores y teóricos eran los filósofos. Al-Kindí fue el primer gran teórico de la música Fue maestro tanto en la teoría como en la práctica., ya que añadió una quinta cuerda al laúd (ud en árabe), con lo que se alcanzaba la doble octava sin recurrir al cambio. Al usar la notación alfabética para una octava fue más lejos que los músicos griegos. Como médico, al-Kindí se dio cuenta del valor terapéutico de la música, ya que, según una narración, trató de curar con ella a un muchacho paralítico, tras haber sido inútil la ciencia de todos los médicos ortodoxos.
Sólo han sobrevivido cinco de sus quince tratados sobre música, en uno de los cuales se emplea por primera vez la palabra musiqí, en el título. El precedente creado por este filósofo-músico fue seguido por sus sucesores intelectuales. Todos ellos se ocuparon de la música como rama de las matemáticas, consideradas éstas como disciplina
filosófica.


La civilización islámica conoció su apogeo a fines del siglo X, momento en que se integraron artistas, talentos y tradiciones de todo el mundo musulmán, sin distinción de origen étnico o de religión: árabes, iranios, turcos, musulmanes, judíos, cristianos e hindúes. Los buÿíes y fatimíes en el Oriente, y los andalusíes de Córdoba en Occidente hicieron del Dar al-Islam un verdadero paraíso terrenal. Eran los tiempos en que en un extremo enseñaba Avicena, e Ibn Hazm en el otro. Fue también la época en que los diversos estilos musicales y sus respectivos criterios estéticos se
establecieron con precisión - intervalos, figuras melódicas y rítmicas - , y en que el músico debía improvisar y generar un «arrebato» (tarab) entre sus oyentes, adecuándose a la tradición de la poesía cantada.

2- Roberta. PEPPINO DI CAPRI [Photo] PEPPINO DI CAPRI “¿Por qué a pesar de todas las malas noticias de las que acababa de enterarse, mientras caminaba bajo la nieve por la calle Faikbei en dirección a la pastelería Vida Nueva había en el rostro de Ka, una sonrisa, aunque fuera casi imperceptible? Le sonaba en los oídos la Roberta de Pepino di Capri y se veía a sí mismo como el héroe romántico y melancólico de una novela de Turgueniev que fuera al encuentro de la mujer con la que había soñado durante años.” Nieve. Orhan Pamuk. Pág. 44 El trasfondo de nuestra novela aparece recorrido por una bonita historia de amor imposible entre Ka e Ipek que tiene como leit-motiv esta bella canción de di Capri. Oigámosla ahora y trasladémonos a las nevadas calles de Kars.



Lo sai
non è vero
che non ti voglio più
Lo so
non mi credi
non hai paura in me
Roberta ascoltami
ritorna ancor ti prego
con te ogni istante
per la felicità
ma io non capivo
non to saputo amar
Roberta perdonami
ritorna ancor
vicino ha me
Roberta ascoltami
ritorna ancor ti prego
con te ogni istante
per la felicità
ma io non capivo
non to saputo amar
Ascoltami perdonami
ritorna ancor vicino ha me
vicino ha me
vicino ha me
vicino ha me

EL POSTER

[Photo]
Etiquetas:



No hay comentarios: